viernes, 3 de octubre de 2008

Pipas

Estos últimos tres años me ha tocado convivir con gente de todo tipo y de otras nacionalidades. Los últimos meses del curso pasado alquilaron dos habitaciones un par de brasileños. La chica rompía el mito de que todas las brasileñas están buenas...
Todo el mundo me decía: - Uhmmm, brasileña... ¿está buena?
- ¡NO! Siento romperte el mito, pero NO.

Llevaban un estilo de vida muy diferente al mío. Eran los últimos meses de carrera y yo ya estaba deseando terminarla, agobiado por la cantidad de trabajos que se nos acumulaban y los exámenes finales ya a la vuelta de la esquina... Ellos vivían por la noche. No había día de la semana que no salieran. Yo era irme a la cama a eso de las doce o la una de la noche, y me los cruzaba por el pasillo y me decían: - ¿Te vienes con nosotros?
- Buf, pues va a ser que no... a estas horas, y teniendo que madrugar mañana...
- Venga hombre, que hay mucho ambiente...
- No, si ya, por eso no voy, que luego me lío y no hay quién me levante mañana...

Había veces que no hacía falta salir de casa para montar la fiesta. Allí se quedaban en el salón, con más compatriotas suyos, hablando hasta el amanecer. Era curiosa la imagen cuando entraba al salón a eso de las 8 de la mañana
y les veías en la misma posición donde los habías dejado a eso de las 2-3 de la mañana... ¡Buah! No hablan ni nada estos brasileños...

Ayer por la noche me acordé de ellos mientras comía unas pipas viendo el fútbol. Solíamos ver los partidos de Champions o los de la Eurocopa (cuando no jugaba España) en casa... Ellos llevaban bebida y yo solía comprar algo de comer (patatas, chuches... pipas). Me resultó curioso descubrir sus caras cuando me vieron sacar las pipas. Ese vicio tan saludable que tenemos aquí en España, y que parece que no hemos tenido la visión de mercado exportándolo al exterior. - Allí ésto sólo lo comen los pájaros.
Les dí a probar. Su conclusión: - ¿Tanto tardar en abrirlas para ésto?
No triunfaron. Y yo que pensaba que esto de comer pipas era Universal...

Pero yo creo que no triunfaron porque no les dió por probar más que un par... porque éste es un vicio más fuerte que el tabaco. Si
compras una bolsa de pipas, hasta que no te comes la última no terminas. Que tienes sueño, prisa, te dan calambres en el brazo de tanto coger pipas y llevarlas a la boca... nada, todo da igual cuando estás comiendo este delicioso manjar. Incluso he llegado a tener cayo pipero en los dedos índice y pulgar...

Y todo ésto aún a riesgo de encontrarte esa pipa amarga que te deja ese mal regustillo en la boca, que hace que te salte la lágrima por el sabor a podrido, y que logras quitártelo comiendo más rápido si cabe otra cantidad ingente de pipas. Y es que se puede llegar a una velocidad de ingestión extraordinaria, en el que entras en un estado casi comatoso, donde parece que todo lo que te rodea va a cámara lenta...

Creo que los brasileños hicieron bien no enganchándose a este vicio...

5 comentarios:

Josiko dijo...

Ya te digo que es un vicio, pero este confesable, jejeje.

Y en lo referente a los brasileños, pues mira mejor, que en brasil son muchos y nos dejarían sin existencias...

carmncitta dijo...

jajajajaja, estos son más de pipas peladas, no? si ven un esfuerzo lo de pelarlas..

a mí me gustan pero con sal, esas del rincón 'sosunas' no me molan.

Eva dijo...

pipas...mmmmmmmmmmm.....son como el anuncio de lay's..no puedes comerte solo una...cnd coges el ritmo de pelo pipa-como pipa..imposible parar.
y siempre acompañan en buenos momentos en casa o fuera...pelis, partidos, viajes, jugando cartas, etc, con los amigos o en familia.
vivan las pipas!!!!eso k se pierden los brasileños...si no aprecian las pipas..es como no gustarle la tortilla de patata!

por cierto, A PASAR BUENOS PILARES!!!!!!!!!!!!NOS VEMOS POR LOS BARES (interpeñas, valdespartera, independencia)

caba dijo...

jajajaa, pipas pipas. Yo soy mas o de pipas peladas ( soy muy vaguete) o de kikos, me encantan los kikos, AY DIOS!!Quiero kikos y esta todo cerrado!! Mierda karlos ahora que hago!! Si estuviera en Zaragoza habría una de esas tiendas que le gustan a Kela cerca de mi casa peroooo nooo esto es Salamanca. A qui queda mi entrada indignada de hoy!!! AlÈ AlÈ me voy a buscar kikos!!!

Kela dijo...

Frutos sekos el rincón....(cara de homer simpson cayendose la babilla) yo es que lo mismo me da pipas, que kikos, que chuches en general... en fin.. pero como estamos hablando de pipas, pues las prefiero como Carmen, de esas con sal, y si son de grefusa de esas del paquetito azul, mejor...(pero tambien del frutos secos me valen eh?)lo que pasa es que por dos motivos (a saber, a mi novio le gustan sin sal y como el es el q compra las pipas, las compra sin sal: y porque me sale una herida en el labio al comerlas con sal)pues las como de esas"sosunas". Pero las prefiero saladitas. (Ahora mismo voy a bajar al kiosko a comprar una bolsa de pipas...)